Y 2018 llegó a La Solana. Como cada año, todos esperábamos un cambio a bien, que nos trajera un poquito más de lo que nos dejó el viejo 2017… Pero a los pocos días nos levantamos leyendo un número que, a muchos, nos helaba la sangre: 1734. Ese era el número que 2017 dejaba en cuanto a personas paradas en nuestra localidad, un 25,18% si lo pasamos a porcentajes. Seguíamos leyendo y nos encontrábamos con que La Solana era la única de las diez localidades más grandes de la provincia en las que esta cifra aumentaba, una de las trece de toda Ciudad Real (con sus 102 pueblos) en las que esta tendencia seguía al alza.

Elena Jaime Portavoz de Cs La Solana

Poco después nos veíamos en el Pleno enero con una edil en funciones con pocas ganas de contestar preguntas si venían de la oposición sentada en ese Pleno… Pero si esas preguntas venían del público, ya no eran las pocas ganas de contestarlas, es que ni siquiera se dio opción a formularlas, dejando no sólo a nuestros compañeros sino a otros vecinos de la localidad con la palabra en la boca, sorprendidos de la espantada y de ver cómo perdían su derecho al turno de ruegos y preguntas.

Dos ejemplos dispares que reflejan que nuestra localidad no está viviendo sus mejores momentos en varios ámbitos… Y podríamos seguir con la aprobación, hace meses, de unos presupuestos continuistas que no reflejan una recompensa al esfuerzo que los solaneros llevan años ejerciendo para levantar a la localidad de una profunda crisis.

Y aunque podríamos seguir, me gustaría que este 2018 marcara un punto de inflexión en La Solana. Un Año Cero. Un año en que, con el nuevo Parque Empresarial y buscando un enfoque adecuado, esos malditos datos que dí al principio sean historia. Un año de diálogo y escucha, venga de quien venga y diga lo que diga, siempre y cuando sea para el bien de nuestros vecinos. Un año de empuje, de fuerza, un año hacia adelante. Un año en que pongamos a La Solana donde siempre tuvo que estar. Pongámonos todos manos a la obra.

                                                                              Elena Jaime Jareño